viernes, 8 de mayo de 2009

Fotos Personales II


Julio y yo, diciembre de 1988.









Fernando de la Mora, 2009.










San Lorenzo, 1989.










Los queridos olimpistas de mi gran corazòn cerrista: Julietta, Julio Josè, Julio Cèsar, Vanessa y Melissa (me resignè a quitarles la foto)


















Una de las etapas en que mi bebè estaba "comible"











Durante la misa de egresados de la
Carrera de Ciencias de la Comunicación, con mis compañeros Oscar Cabral, Antonio Rivas Palacios y Edgar Gonzàlez, entre otros.













Con mis hijos, Julietta, Vanessa, Julio Josè y Melissa.








Mis nenas preciosas, abrigaditas porque hacìa frìo.















Un lindo recuerdo de los años que trabajè en la Terminal de Omnibus Asunción, durante un festejo por el Dia del Niño con mis hermanos (chicos entonces), Luis, Daniel y Cèsar y dos amiguitos invitados; y con mi amiga Viviana y su hermanita.











Con Julio Josè.









Con Vanessita








Con Meli, de chiquita

















Mis amores: mis abuelos maternos
Alejandra Acosta y Segundo Gayoso Mancuello.















Fotografía de 1984, tomada por Juan Britos,
en el Diario Hoy


















Con abuela Rosa, mi otro amor, en 1985.



















A los veinte años.


















De vacaciones en Florianópolis, 1988.














Fotografía de 1988.











Con mi hermano Luis, en el Patio de los Malvones, San Telmo (Buenos Aires)1972.
















Con mamá en Buenos Aires, 1971.
















Con mamá, preparada para ir a mi primer día de clases de pre-escolar, en Villa Hayes (hace 3000 años).




















Mi padre, Liduino (Lilucho) Leguizamòn Zavàn, cantando y tocando la guitarra con sus amigos, en Rojas Silva,Chaco.













En mi querido Villa Hayes, a los dos años.

Con Emilia Piris, en 1986

2 comentarios:

John dijo...

Very unique blog.
It's fantastic pictures. Wow...

I like your blog.

Please visit:

http://heaven-view.blogspot.com

Keep blogging.
Let's share to the world.

Milia Gayoso Manzur dijo...

Muchas gracias John,
son muy dulces tus palabras.