miércoles, 18 de enero de 2017

Un amor celta- Detrás de los Bereberes de Lucy Cañiza

"Detrás de los bereberes”
                           y el placer de descubrir esta obra

Un viaje fantástico es el que propone este libro de Lucy Cañiza, “Un amor celta-Detrás de los bereberes”. Con la excusa de una historia de amor, la autora nos pasea por otra cultura y otras maneras de mirar y disfrutar  la vida. Al leer esta breve novela, el lector se mete en la piel de Sophía y de Kane y disfruta de los paisajes, los colores y sabores de Francia, Paraguay y Argelia.
En su segundo libro, la autora que se define a sí misma como  una “caradura” por hacer algo para el que cree no se preparó, continúa la saga de Sophía quien va en busca del hombre de su vida y de la respuesta a varias inquietudes que la desvelan.
Desde la tapa, esta obra escrita de manera amena y de lectura ágil, nos invita a descubrir cosas nuevas. Partiendo desde la reproducción de la obra del artista plástico argelino Hocine Ziani  ( en honor a la reina Tin Hinan) , el lector se va introduciendo a la maravilla de descubrir la cultura berebere, la de los hombres libres, allá en el norte de Africa.
Formada en otras disciplinas, Lucy Cañiza transmite en este trabajo sus experiencias de viajes, lecturas, el resultado de su curiosidad natural que la llevó a descubrir in situ aquello que la inquietaba. “Necesito estar en un lugar determinado para escribir sobre el mismo”, explicaba durante una charla.  
Hasta donde es real la historia? En qué lugar empieza la fantasía? La paraguaya Sophía nos lleva a vivir con ella su búsqueda del amor y el descubrimiento de lugares fascinantes que le brindan el sosiego que su espíritu aventurero necesitaba. Existe la verdadera Sophía? Es Kane un hombre real que inspiró a este personaje? Cuánto de Lucy hay en Sophía? El lector siempre se pregunta si un autor o autora dejó su propia historia en la de sus personajes… No es el caso de esta obra, pero según  la propia escritora, la misma fue armada con experiencias prestadas, con algo de realidad y mucho de fantasía. Todo dictado por algún ser que la incita a escribir, a narrar viviencias y situaciones.
“No me preparé” para esto explica Lucy Cañiza, pero lo hace muy bien y nos entrega una obra fresca que da mucho placer leer. Le auguramos mucho camino por andar a Sophía y a su autora, que seguramente nos irá sorprendiendo gratamente con sus futuras novelas.

  Milia Gayoso Manzur

     8-09-2015

sábado, 14 de enero de 2017

"La pirámide: cuentos y relatos" de Rubén Sapena Brugada


            De la pirámide de Ponzi a los grandes calzones

 Breve aproximación al libro “La pirámide: cuentos y relatos” de Rubén           Sapena Brugada               


El título resume de alguna manera los temas disímiles que aborda el escritor Rubén Sapena Brugada en los cuentos y relatos que conforman este nuevo libro que hoy presenta: “La pirámide”. En él conviven el humor y los avatares cotidianos en historias que harán reflexionar y reir a los lectores.
A menudo, Rubén suele mencionar que se inició ya “madurito” en el arte de escritor, como disculpándose, porque cree que todavía no le tomó la mano al oficio. Yo creo que mientras estuvo dedicado a otros menesteres a lo largo de su vida, atesoró vivencias y experiencias que luego decidió volcar en sus textos, con un resultado muy positivo para las letras nacionales.
Al “soltar”  todo aquello que almacenó en su memoria, fueron naciendo sus novelas “¿Eramos tan felices?”, “La princesa triste del Mercado 4” y “La difunta aparecida”. Siguiendo la linea de entremezclar historias reales con la ficción, el escritor entrega este material que se compone de 11 relatos y cuentos, que mirado en su conjunto son un retrato de época con toques de actualidad, sin dejar de lado la denuncia social.
Mucho de que lo cuenta va a emocionar al lector adulto;  le hará volver la vista atrás, sonreir, enojarse con ciertos pasajes que le recuerdan una época nefasta  o rememorar sus propias viviencias... O hará que el lector joven se sienta en Marte, leyendo sobre cosas que le parecerán imposible que hayan existido como las visitas de los novios a sus prometidas, los martes, jueves y sàbados, como se cuenta en “Noviazgo a la paraguaya”.
En “El operador polìtico” Rubèn pone en el tapete el tema de la corrupciòn y el clientelismo político. “La sirenita del Centenario” rescata recuerdos de tiempos idos. “Pablito el doctor” pinta dos aristas: la de la joven necesitada de afecto y el joven aprovechador que busca su beneficio personal.
En “Divorcio a la paraguaya”, el autor pinta un hecho real que habla de las tres leyes no escritas del paraguayo: el mbaretè, el ñembotavy y el opareì.
En “Una noche en el casino”, rescata memorias de la vida nocturna de la Asunciòn de ayer, con la famosa bebida “Ametralladora” ,  incluida.
“La hija del jardinero” cuenta un hecho usual en Paraguay, el embarazo de la hija de los sirvientes por el patròn. El relato, contado por el hombre no tiene un final feliz para nadie.
“Caperucita” es una historia de amor, desamor, encuentro y desencuentro, muy amena.  El cuento que da tìtulo al libro “La piràmide”, narra la vida de un hombre con una ambición desmedida, que recurre a varias artimañas  para cumplir sus propósitos, cayendo incluso en la llamada Piràmide de Ponzi, un esquema fraudulento para ganar dinero.
“La despachante de grandes calzones” es un relato contado con humor y desenfado, con una protagonista deslenguada y graciosa, que retrata de alguna manera a cierto tipo de mujeres que elijen el camino fàcil para salir adelante.
El ùltimo cuento,  “Miss Paraguay y el paraiso de Mahoma”, pinta la realidad de muchas mujeres que deciden permanecer en una relación no sana, por la comodidad o el temor al que dirán. ¿Tiene esta historia una protagonista real que inspirò al autor?. La pregunta surge porque Sapena incluye a muchos personajes reales en sus historias, como es el caso del llamado “Bello Cónsul” o la pareja conformada por Borges y Marìa Kodama.
Al terminar el libro uno se pregunta, està Rubén en alguna de estas historias?, creo que un poco de él o de su mirada está en mucho de lo que escribiò porque según él mismo confiesa, amó y vivió intensamente.

Me siento muy feliz de que la literatura paraguaya haya ganado un gran narrador con Rubén Sapena Brugada.


                                                     Milia Gayoso Manzur

                                                      Asunción, 19-11-2014

"Versos y prosas desde el exilio" de María Luisa Ferreira



 VERSOS Y PROSAS-DESDE EL EXILIO

El mudo abandonó un dia su jardín florido. Quedaron los manzanos con sus frutos maduros;… y uno se “prende” de inmediato con la vida del personaje.
El libro inicia con dos textos en homenaje a Helio Vera, pero es a partir de su relato El jardín abandonado donde empieza a atrapar con sus historias. “Es mi trabajo de toda la vida” dice Maria Luisa Ferreira sobre su cuarto libro, el  primero de ficción-realidad donde entremezcla la narrativa y la poesía, escritos según ella, durante largos años.  Y donde también se entremezclan sus experiencias personales y la ficción, formando un todo donde es difícil reconocer dónde empieza la realidad y en qué lugar termina la fantasía.
Desfilan en 35 relatos y cuentos, retazos de su propia historia y la de su barrio, con sus calles antiguas, su salamanca, sus montecillos casi vírgenes, sus árboles frutales y  sus personajes queribles como  Ña Chona y Ña Lorenza. Pero también pasa revista a sus recuerdos  personales, a esos olores ricos que uno guarda en su memoria, como el  del cocido quemado  o las imágenes imborrables que nos dejan los  juegos de la siesta.  Como ocurre con los escritores que también tienen como oficio el periodismo, aprendió a contar sus relatos con brevedad y precisión.
Las distintas historias tienen un  hilo conductor, hay una narradora en primera persona ( a veces niña, a veces mujer) que ha vivido, saboreado y disfrutado de todos los atractivos que forman parte de las mismas.
María Luisa Ferreira recorre su vida, desde la infancia hasta la actualidad en relatos que nos acercan los colores, aromas y formas que se convirtieron en el cimiento de sus afectos y de su propia historia personal.  Desfilan ante nuestros ojos historias tan sencillas pero tan ricas que hacen paladear el placer de disfrutar como lo hace esa narradora inquieta, con las mandarinas; o siente la suavidad de ese gato escurridizo, la nostalgia porque aquella amiga que emigrò,  o la plenitud de la maternidad, en “Vania”
Pienso que a partir de este libro, Maria Luisa Ferreira inicia otro camino, ese que atrapa para siempre: el de rescatar memorias, ajenas o propias, para compartirlas con los demás.

Milia Gayoso Manzur

                                                          3.12.2013

Narrativa breve, social, testimonial e intimista

Entrevista realizada por Sonia Olivera,  quien usufructuaba una beca Fulbright, en 2010. Realizó un trabajo sobre literatura paraguaya. Los datos quizás les sirvan a los estudiantes.

I.       Temas: ¿Qué temas se repiten en su obra? ¿Por qué? ¿Cómo los retrata?
II.     Soy bastante recurrente con mis temas,  siempre vuelvo a lo social, a lo intimista, a lo nostálgico... En mi primer libro, “Ronda en las olas”, me preocupé por describir la situación de indigencia y desamparo, como el niño de la calle de “Hace frío para cobrar” (cobrar como sinónimo de castigo físico) o el de la anciana que pasa sola sus últimos días, de “Está muy oscuro en la pieza”. La misma temàtica se va repitiendo en el segundo y tercer libro, “Un sueño en la ventana “ y “El peldaño gris”, donde abordo historias como el de la niña criada por una madre demente (Canciones sin sentido). En El peldaño gris, comienza mi etapa autobiográfica.
Este libro se divide  en dos sectores: Pedazos de mí, y De los otros. En esa casa vive una niña triste que toma diversos nombres en los relatos, y se pone a contar la vida de los habitantes, pero es la misma Milia-niña que convive con la anciana de La persiana verde, y Un viernes de mañana. Es la misma niña amiga de la dama del Ultimo Beso o la que teje gorritos de crochet, en ….  También es la misma niña que se enamora en Tomate (Este relato vuelve a ser tomado en el libro “Fuego que no se apaga-relatos de amor y desamor), en el relato Tomates en sus mejillas.
III.   Mi cuarto libro “Cuentos para tres mariposas”, dedicado a mis tres hijas, es la catarsis del dolor, de la niñez truncada, de la separación de mis abuelos, del recuerdo de mi padre... Todo en él es puro pena... y puro hermosos recuerdos de mis abuelos (Una foto, Los pequeños milagros, Nieve en la garganta ), o de mi madre (La mariposa amarilla)...
Un día, un amigo me dijo: Milia, por favor, dejá de escribir historias que hacen llorar... Entonces le prometí que alguna vez lo haría.
Llegó el día con “Microcuentos para soñar en colores”, un libro con relatos para niños, también dedicado a mis hijas, que querían escuchar algo màs que Caperucita Roja... Este es un libro alegre, lleno de historias de amistad y esperanza entre los pequeños seres.
Luego hice un paréntesis, porque nació mi único hijo varón, que estuve casi mes en terapia. Yo lo visitaba dos veces por día y le pedía que despierte. Le prometí que si lo hacía, le contaría cuentos... El despertó y le gustaba que le cantara los cuentos, mientras lo acunaba, entonces nació “Para cuando despiertes”, con historias para niños.
Luego, como mi trabajo está muy ligado a mi vida, al entrar a la adolescencia mi hija mayor, escribí “Las alas son para volar”, con temática adolescente, pero siempre tocando los temas sociales como la adopción (Un vals para Adriana), las drogas, la inserción social de una nativa (Naomi), la violencia sexual (Camelia en bicicleta), etc. También hablo del amor y de la esperanza como en “Todo irá mejorando”.
 Este libro tuvo continuación en “Dicen que tengo que amarte” (el cuento que le da el título habla de una joven que fue “vendida” a un hombre mayor a cambio de ayudar economicamente a su familia).
Con “Fuego que no se apaga”, le dí rienda suelta al amor..., hacía rato que necesitaba hacerlo. Luego, hace poco escribí un libro de bolsillo para mi niña más pequeña “Micro-relatos para Julietta y tres historias de amor”, tiene 27 micro-relatos, muy breves, sobre diveros temas y las tres historias de amor versan sobre mis abuelos.


II.    Estilo: ¿Cómo describiría su estilo? ¿Por qué adopta este estilo? ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es el proceso creativo que Ud. sigue para realizar su trabajo? ¿Cómo es la estructura de su obra
III.   
Yo pienso que mi estilo es sencillo, directo. Lo adopté porque siento es que la mejor manera de transmitir lo que deseo expresar. En cuanto a mi proceso creativo, le puedo decir que tardo más en tener la idea en la mente que en llevarlo al papel. Una vez que sé lo que quiero, lo escribo muy rápido. Incluso, a veces, he llegado a tener un título inspirar alrededor del cual creé la historia.
Mi estructura no es la tradicional, porque ademàs mis cuentos-relatos no son lo tradicional. Algunos tienen la verdadera estructura de un cuento, pero son los menos. Realmente tienen más estructura de relato muy descontracturado. No sigo los cánones normales, para nada. Empiezo a veces por el final, o por el medio y me gustan los finales abiertos, para que el lector se imagine lo que viene.


III. BILINGUE: Existe el bilinguismo en su obra, como retrata el bilinguismo paraguayo en su obra, de manera linguistica o cultural.

No utilizo el bilinguismo total, si ocurre que muchos de mis personajes utilizan el yopará (mezcla de guaraní-español) como una cuestión cultural, como ocurre con el niño de “Hace frío para cobrar” o el abuelo de “Vamos a bailar bajo la lluvia”.

IV.  Biografía: ¿Cómo se inicia en la literatura? ¿Desde cuándo escribe? ¿Hay antecedentes educativos o familiares?  ¿Cómo ha sido su carrera literaria?

Crecí en un pueblo ubicado a orillas del Río Paraguay, y siempre me he sentido muy inspirada para crear historias. Desde muy niña me gustaba inventar relatos y contarlos a mis amigas. En esa época, mi madre había viajado a trabajar a la Argentina y yo me quedé a vivir con mis abuelos. Pero a los 9 años, ella volvió y me llevó de su lado. No tuve antecedentes familiares, pero sí educativos.
Esa ruptura fue muy fuerte para mí. Ya en Buenos Aires, estaba en tercer grado cuando la maestra pidió una composición, y yo escribí una pequeña historia sobre un pollito que dejé en Paraguay. Luego a ese texto se agregaron otros, y viendo mis maestras que tenía facilidad para escribir me incentivaron mucho. Pero, la mayor fuente llegó con mi maestra del 6 grado. Ella fue vital para mí, porque me enseñó a amar los libros, a leer muchísimo y a escribir aún más.
A los quince años volví a Paraguay. Ya llenaba pequeños cuadernos con algunas estrofas que pretendían ser poesía, y algunos textos narrativos. Pero mi primer relato nació a los 16 años. Se llamaba “Ausencia” y era la historia de un niño que vendió golosinas en la calle para ayudar a su madre enferma de cáncer.
A partir de allí escribí mucho. En 1986 comencé a trabajar en el diario Hoy, de Asunción y creé una columna semanal denominada “Historias diminutas”, donde publicaba mis relatos. En 1990, tomé una carpeta con veinte cuentos y acompañada de una amiga, visité a su editor (Alejandro Gatti-Intercontinental) para ver la posibilidad de que me editara el libro. Así nació “Ronda en las olas” .A partir de allí he ido publicando regularmente.




V.    Para presentar su obra, Ud. diría…..
Mi obra se enmarca dentro de la narrativa breve, social, testimonial, intimista...

VI.  Para presentarse a Ud. como escritora Ud. diría….
Una escritora paraguaya de narrativa breve, con lenguaje coloquial, a la que le gusta tocar temas sociales, el amor, la niñez, la adolescencia, lo cotidiano.

VII.                   ¿Cuál es su visión de la mujer en su obra?
La dadora de amor, la luchadora, , la que debió renunciar a sus hijos para brindarles un porvenir mejor, o la que hace cualquier sacrificio para poder sustentarlos y tenerlos a su lado.


VIII. ¿Cuál es su visión de la mujer paraguaya?
 Es la base, el cimiento de la nación paraguaya. La que ha sostenido y sigue sosteniendo en sus espaldas todo el peso de la crianza de sus hijos, del cuidado de sus padres .

IX. ¿Cuál es su visión de la literatura paraguaya femenina? ¿Y de la literatura paraguaya en general?

Paraguay tiene una literatura femenina extraordinaria, principalmente en el campo narrativo, aunque no es menor importante en lo poético. Existen decenas de escritoras que han creado obras fundamentales, pero que carecen de difusión en el exterior.

X.    ¿Cuál es su visión de la literatura paraguaya bilingue? ¿Y de la literatura bilingue o indigena en general?

Hay buena literatura bilingüe, especialmente en poesía (Fèlix de Guarania, Susy Delgado, Feliciano Acosta, etc.) y algunos trabajos en narrativa (Tadeo Zarratea). En cuanto a literatura indígena, es menos importante, aunque algunos de estos autores han realizado interesantes reseñas sobre los mismos.