jueves, 13 de octubre de 2011

Relatos sueltos- El regreso

El viento mecìa las margaritas hacia la derecha. Allì, el rìo, manso, quieto, iluminado por la luz del sol, corrìa silencioso. El verde de la pradera continuaba en sus ojos. Viò a la joven correr entre las flores, eligiendo a la màs bella para colocàrsela en el pelo.

La viò tambièn, sentada en la orilla, con los pies en el agua, mirando soñadora hacia la otra orilla, donde los àrboles tupidos formaban un impenetrable bosquecillo.

Y la viò partir, cabizbaja hacia un lugar sin rìo, pradera ni margaritas. Ella volviò la vista para captura la imagen en su retina.

Volviò a su paraiso, treinta años despuès. Todo estaba en su sitio... hasta los sueños de juventud, aguardàndola entre las margaritas silvestres de su campiña.

No hay comentarios: